La Unión Industrial de Salta y su postura frente a la normativa nacional para los Biocombustibles

27/11/2017.

 

La Unión Industrial de Salta (UIS) tiene su propia postura frente a las decisiones del Gobierno Nacional frente a la comercialización de biocombustibles, dentro de lo cual, la asignación de cupos no favorece a los sectores productores e industrializadores, es decir, al crecimiento de la agroindustria provincial, tan necesario para superar los actuales estándares en el PBI  local.

Así se desprende de las declaraciones que a www.saltainternacional.com formuló ante su requisitoria, el vicepresidente de la institución salteña, ingeniero agrónomo Guillermo Jakúlica.

“La UIS ve un lado positivo a la pésima ecuación de fletes que tiene el sector granos en Salta, especialmente los productores de sorgo y maíz”,  señaló al iniciar su reflexión.

Porque – explicó- “esto significaría que los granos tienen en Salta dos posibilidades; 1) o salen caminando convertidos en carne; 2) O salen en tanques convertidos en etanol”:

Pero también advirtió que “Cualquier modificación en el precio de la nafta afecta no sólo a las fábricas, sino también al campo propio, o de productores independientes”.

 Y aquí conviene concentrarse en la explicación del vicepresidente de la UIS:

“La Secretaría de Energía de la Nación sólo autorizó hasta la fecha plantas productoras de etanol a partir del maíz en la zona núcleo del país, es decir: Córdoba, Santa Fe y Norte de Buenos Aires”.

Jakúlica reveló que “Salta tiene un proyecto agroindustrial presentado ante las autoridades nacionales hace bastante tiempo y hasta la fecha la Secretaría de Energía de la Nación nunca le asignó el cupo solicitado”.

Se refiere a  INDAGRO, una sociedad integrada por reconocidos productores del campo local.

Cambio de visión política y estratégica

“Se necesita un cambio de visión política y estratégica del Gobierno Nacional hacia este sector agroindustrial del NOA”. “El agregado de valor a la producción primaria y su la potenciación de actividades como feed lot, crianza de cerdos y de aves”, señaló Jakúlica, quien seguidamente dio una amplia explicación al respecto.

 

Esos sectores  –dijo– “se beneficiarían con los derivados de la producción de etanol de maíz y sorgo, al contar con el alimento denominado BURLANDA, subproducto de la destilación de ambos. Inclusive se podría pensar en un aprovechamiento óptimo de s plantas de etanol existentes y de futuras a instalarse, ya que el alcohol de caña utiliza la capacidad industrial sólo de mayo a noviembre, quedando una capacidad ociosa  de aproximadamente medio año”.

 

Nos Preguntamos, ¿qué pasa? ¿El NOA no es Argentina?

Aquí nos auto contestamos: Faltó visión estratégica a las autoridades del Gobierno Central  para abrir  las posibilidades que permitan potenciar la producción de maíz y/o sorgo, con los correspondientes beneficios, no sólo para Salta, sino para el país.

Y agregamos: Una nueva tarea para encarar oficialmente desde Salta ante el Gobierno nacional, por la vía del derecho que asigna el Federalismo.

 

www.saltainternacional.com